EL CLUB
EL HOGAR DE NUESTROS PRINCIPIOS, PARA TODXS Y POR TODXS


COMUNICADO OFICIAL RCR19 - 9/5/17 Firman Raúl Cruz y Míriam Pasalodos

No, no vas a encontrar odio aquí

No, no vas a ver incitación a la violencia.

No, no vamos a seguir el macabro juego en que todos nos han/hemos metido.

Estamos hartos sí. Hartos de muertos, hartos de heridos, hartos de insultos y menosprecios.

Estamos cansados. Cansados de aguantar prejuicios, agresiones y faltas de respeto.

Pero estamos fuertes. Estamos seguros. Y vamos a seguir firmes en lo que creemos de verdad: la voluntad de cambio en nuestras conciencias. El despertar a la única verdad en que creemos que es que cada uno es libre y por tanto absolutamente responsable de la persona que es y de lo que hace.

Si te drogas, si bebes y coges un vehículo eres un delincuente. Me da igual cuanto, cómo o dónde. Sea cual sea el vehículo en que te subas eres un delincuente. Pones en riesgo tu vida y la de cualquier otra persona que te cruces. Por lo que a demás eres un potencial asesino.

Si superas la velocidad permitida para tu vehículo, sea cual sea, sea donde sea eres un delincuente. Pones en riesgo tu vida y la de cualquier otra persona que te cruces. Por lo que además eres un potencial asesino.

Si eres egoísta y egocentrista y circulas, da igual el vehículo, como si la vía fuera tuya y valoras sólo y exclusivamente tus derechos o voluntad sin respetar las posibles particularidades o necesidades especiales de los demás pones en riesgo tu vida y la de cualquier otra persona que te cruces. Por lo que además eres un potencial asesino.

Si circulas compitiendo sin fijarte nada más que en ganar a, ser más rápido que, sin tener en cuenta tu seguridad y la de los demás pones en riesgo tu vida y la de cualquier otra persona que te cruces. Por lo que además eres un potencial asesino.

Cuando crees que tus razones o creencias están por encima de la de los demás y que sólo hay una manera de ver las cosas y transmites y potencias ideas intransigentes, agresivas y violentas que buscan el sometimiento de otra persona o colectivo a tu forma de pensar o vivir estás perpetuando una actitud de odio. Con ello pones en riesgo tu vida y la de cualquier otra persona que te cruces. Por lo que además eres un potencial asesino.

Cuando te saltas un semáforo andando porque no pasa nada, o aparcas en un sitio de minusválidos porque es sólo un momento, cuando no señalizas en bicicleta porque no te hace falta, cuando invades el arcén, cuando aparcas la moto en el carril bici, cuando haces fotos en marcha, cuando no respetas el 1,5m, cuando te salen medias en un entreno en tráfico abierto muy por encima de lo que el sentido común dicta, cuando vas sin casco, cuando usas el teléfono mientras conduces, etc... pones en riesgo tu vida y la de cualquier otra persona que te cruces. Por lo que además eres un potencial asesino.

Cuando dices "ojalá se mueran todos" eres un potencial asesino

Cuando dices "ojalá les atropellen" eres un potencial asesino

Cuando dices "ojalá se estrelle" eres un potencial asesino

Soluciones:

Deja de pedir y de AGREDER A LOS DEMÁS. Párate. Sé consciente de ti. Exclusivamente de ti. Y sé responsable. Cumple la normativa de tráfico. Cumple las normas de seguridad vial. Educa con tu ejemplo.

Ten paciencia y respeto.

Valora la vida del otro como la tuya porque es lo único que tenemos. La vida. Y nadie tiene derecho a arrebatar la de otro ser humano.

Deja el odio de lado y construye. No destruyas. CONSTRUYE.

No verbalices, ni siquiera con la excusa del humor, ideas violentas, humillantes, peyorativas, vejantes para otras personas o colectivos.

Que acaben en ti las bromas y los mensajes de odio anticiclistas, anticoches, antimotos, antipeatones, machistas, racistas, homófobas... Tú puedes pararlo. En ti puede acabar la cadena.

Recuerda siempre que el leguaje es nuestra arma más poderosa y que cualquier palabra, CUALQUIERA, tiene poder infinito. Y el odio, da igual el contexto, y la violencia, da igual el contexto, sólo conducen a más odio y más violencia.

Propón ideas. Creemos grupos de trabajo. Proyectemos iniciativas. Estemos dispuestos a debatir. NO A PELEAR. A debatir en pos de un pacto de todos para solucionar este estado de miedo y dolor que actualmente se da entre todos los que compartimos caminos, sean cuales sean, asfaltados, rurales, urbanos...

Toma conciencia de tu responsabilidad individual en el mundo. Porque todos, absolutamente todos, podemos cambiar las cosas. Pero esto sólo pasará si logramos comenzar a trabajar por algo Y NO CONTRA ALGO.

Cambiemos leyes, obliguemos a respetar, eduquemos en la noviolencia, en la igualdad, la equidad y el respeto. Pero mientras tanto recuerda:

Cada uno es libre y por tanto absolutamente responsable de la persona que es y de lo que hace.

QUE CADA CUAL ASUMA PUES SUS CONSECUENCIAS, pero que no se nos lleven por delante en el proceso. Nosotros queremos vivir. LIBRES. RESPONSABLES. FELICES. EN PAZ.

¡RESPETO!


Raúl cruz y Míriam pasalodos